Presentación

Se hace complejo definir los factores que caracterizan la evolución de las ciudades en nuestros días, pues a la incertidumbre y a las sutiles transformaciones que hacen impredecibles las tendencias de futuro, se suma el desconcierto que originó la crisis económica de 2008 en adelante. Tras dos décadas de intenso crecimiento inmobiliario y urbano en el cambio de siglo, la parálisis constructiva y las modificaciones devenidas de la crisis financiera, a consecuencia del impacto que supuso en el mercado de la vivienda el impago de las hipotecas y los desalojos por incumplimiento de los contratos de arrendamiento, están dando paso a nuevos procesos de reconfiguración urbana, que obligan a fijar nuestra mirada en los cambios inherentes a la reorganización del capitalismo.

La internacionalización del mercado inmobiliario, la irrupción de nuevos agentes que impulsan grandes proyectos urbanos o que contribuyen a consolidar las funciones turísticas de la ciudad, la modificación del papel de las ciudades en las redes urbanas globales, el encarecimiento de los alquileres, las dificultades para la inversión pública en el espacio urbano, la reactivación del sector constructivo, el desarrollo de la rehabilitación, etc. introducen una enorme complejidad en el panorama urbano actual. Sin embargo, el análisis territorial de estos procesos denota grandes disparidades, coexistiendo espacios urbanos con gran dinamismo con otros muchos en los que la atonía es lo predominante. Y todo esto se produce en un contexto de incremento de las desigualdades y de los conflictos sociales, un progresivo envejecimiento de la población, un impulso a las perspectivas de género y a los feminismos reivindicativos, un aumento de la movilidad y las migraciones, una redoblada presencia de los problemas ambientales y un proceso de despoblación de muchas entidades urbanas pequeñas y medias.

Un panorama tan complejo y dispar como el que se registra en la actualidad requiere de un análisis sosegado de los procesos y de las dinámicas urbanas, ahondar en la reflexión sobre el modelo de ciudad que se está desarrollando y el estudio de las respuestas emergentes desde la ciudadanía y los poderes públicos. En este contexto, el XV Coloquio de Geografía Urbana pretende ser una herramienta para entender la situación actual de la ciudad desde un enfoque en el que quepan las inquietudes y perspectivas geográficas y de otras disciplinas afines. Por ello, pretendemos dirigir especialmente la atención hacia los conflictos sociales, el incremento de las desigualdades urbanas, los cambios funcionales y morfológicos de la ciudad y a las nuevas dinámicas urbanas, tanto desde el punto de vista de un mejor conocimiento de la situación actual como desde la contestación social y la gestión pública. En este sentido, son bienvenidas aportaciones teóricas, metodológicas y de análisis de casos y, especialmente, las que tengan en cuenta distintas perspectivas escalares, en las que juegan un cierto protagonismo las insulares, en correspondencia con el lugar de celebración de este Congreso.